domingo, 18 de noviembre de 2012

Pastel de zanahoria y nueces o amar en tiempos revueltos

Que estamos viviendo tiempos difíciles nadie lo puede negar. Antes, si tenías hambre y pocas ganas de cocinar, pedías una pizza y la disfrutabas... Ahora, te pones de mala leche si la pides, porque te estás ganando un dinero que no deberías, y también si no la pides, porque piensas que te deslomas sin sentido para ni siquiera poder pagar seis euros cochinos...Algo parecido pasa con este pastel. Me deslomo, para ni siquiera poder regalarle lo que me gustaría, a mi traductora favorita; a mi compañera de fatigas desde no recuerdo qué edad. Es harto triste, la verdad. Y cómo callo ese sentido de culpabilidad que me pone enferma? Como mejor sé últimamente, cocinando... El resultado, fue este...
La receta, es de Directo al paladar, aquí os dejo el enlace:
http://www.directoalpaladar.com/postres/pastel-de-zanahorias-y-nueces-receta
Y así es cómo la hice...

PASTEL DE ZANAHORIA Y NUECES
Ingredientes:
- 2 huevos M
- 155 g de azúcar moreno
- 145 ml de aceite de oliva suave
- 1 cucharada y media de miel suave
- 1/2 cucharadita de canela en polvo
- 120 g de harina integral
- 40 g de harina de trigo
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1 pizca de sal
- 125 g de zanahoria rallada
- 50 g de nueces picadas
- 45 g de pasas moscatel sin pepita
Elaboración:
Se precalienta el horno a 170º, poniendo calor arriba y abajo, sin ventilador. Forramos el molde con papel de hornear.
Se montan los huevos con el azúcar hasta que blanquee,  y se va añadiendo en un chorrito el aceite, y la miel, mientras continuamos batiendo. Por último incorporamos la canela y batimos un par de minutos más.
Tamizamos las dos harinas, la levadura en polvo, el bicarbonato y la sal. Unimos a la mezcla anterior y mezclamos hasta obtener una pasta homogénea. Incorporamos las zanahorias y las pasas con las nueces, levemente espolvoreadas con harina.
Se hornea aproximadamente una hora (al menos en mi horno) o hasta que comprobemos pinchando con un palillo que sale limpio. Al sacarlo del horno lo dejamos reposar unos veinte minutos y dentro del molde, y después dejamos airear en una rejilla, para que se enfríe totalmente.

Nota: en la web ponía que se podía acompañar con crema de queso batida con vainilla o hacerle una cobertura... Con qué se lo comió mi chica? no lo sé...

8 comentarios:

  1. mmmm..se ve divino!!,,
    a mi me parece que es un gran regalo..
    y confiemos en que vuelvan tiempos mejores que este..
    un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patri!! esperemos que sí, dicen que la esperanza es lo último que se pierde.
      La homenajeada me escribió esta mañana dándome un rotundo diez... me lo tendré que creer

      Eliminar
  2. Me lo comí a pelo, sin aderezo alguno, y estaba (bueno, lo sigue estando, porque todavía quedan dos tercios) riquisísimo. No hay mejor regalo que este. :-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida homenajeada,
      Se me han caído dos lagrimillas, cuando he visto tu comentario esta mañana (y tu mensaje de ayer). Espero el año que viene, que el pastel-bizcocho vaya acompañado de un buen regalo que te lo merece.
      A ver si el mes que viene, me sonríe la nómina y probamos el menú de arroz, invitando yo.
      A ti te vienen muy bien mis culebrones, a mí, que me escuches con el raciocinio que a mí me falta.
      Besos

      Eliminar
  3. Un pastel delicioso para compartir una buena charla con las amigas.Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! sin duda esos momentos, son los mejores!

      Eliminar