martes, 27 de agosto de 2013

Serradura ibérica y... Querido Óscar

Buenas a todos! En especial a mi querido amigo Óscar, que acaba de contraer feliz pero que muy requetefeliz matrimonio; enhorabuena chicos!!! Lo merecéis!!!! Hace muchos meses que tengo una muy buena amistad con este loco por el té, los buenos libros, la cocina, y un largo etcétera. Hace muchos meses que compartimos alegrías y pesares. Es de agradecer tener gente como tú con la que contar.
Este postre va dedicado a él. Por qué? Muy sencillo, cuando crees que has entrado en la rutina, llega Óscar y te dice “mi cuñado ha encontrado este postre, te apetece hacerlo?” y algún tiempo después yo añado “ te apetece que lo versionemos juntos?” Y así, cada uno en su cocina, logró un postre con toques diferentes.
Al chico más dulce… el postre más dulce. Cuándo nos animamos a otro reto culinario a cuatro manos? Venga… que tenemos uno pendiente…
 


Serradura ibérica:
-         1 paquete de galletas maría
-         10 cucharadas soperas de dulce de leche
-         Licor de café
-         Agua
-         Azúcar
-         150 g de leche condensada
-         200 ml nata para montar
-         Cacao en polvo

Elaboración.
En un cazo ponemos 50 ml de agua, cuatro cucharadas soperas de licor de café y cuatro cucharadas de azúcar. Dejamos infusionar, para que el alcohol se evapore y con el azúcar espese.
Trituramos las galletas, poniéndolas en una bolsa para congelar, machacándolas con un rodillo. En dos recipientes ponemos la primera capa de galletas y la mojamos con la mezcla del licor de café; añadimos tres cucharadas de dulce de leche. Colocamos otra capa de galletas bien apretada, y volvemos a regar con la infusión; añadimos dos cucharadas de dulce de leche. Por último añadimos otra capa de galleta y en una batidora mezclamos la leche condensada con la nata hasta obtener textura, añadiéndolo hasta el borde de la copa. Mejor si dejamos reposar en la nevera al menos 24 horas antes, ya que los sabores asientan mejor, bañando bien las galletas y mezclando la intensidad del café con el dulzor del dulce de leche. Espolvoreamos cacao por encima… y a disfrutarlo!


11 comentarios:

  1. el puchero de la bruja27 de agosto de 2013, 13:54

    Menudo dulce te has marcado, seguro que esta buenísimo, tendré que saltarme la dieta "otra vez"
    pero seguro que merece la pena.
    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oooh querida... lo merece, prueba y me cuentas. Déjalo varias horas en la nevera y si lo haces de un día para otro, mejor

      Eliminar
  2. Sin palabras...¡MUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUCHAS GRACIAS!
    Leche...que me has emocionado ;) ;) ;)
    Miss Cinnamon ;)Kisses & Bites

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rico postre y qué sencillo de hacer! Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leonorcita!
      bienvendida, pruébalo y me cuentas

      Eliminar
  4. Doy fé,que este postre es una delicia!,yo lo descubrí gracias a vosotros,pero creia que ya lo tenias publicado!!..
    Precioso,lo que has escrito de OSCAR!
    Me uno a tus felicitaciones,y espero que sea muy feliz.
    besos guapa!

    ResponderEliminar
  5. Ummmm que rico, tiene una pinta estupenda. Se ve un postre delicioso y fácil de preparar.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. hola Agnes, me encanta este dulce y se vé super rico. un besoteeeee

    ResponderEliminar
  7. Un buen postre y una buena dedicatoria al gran amigo, Oscar, con el que tambien tengo pendiente una receta conjunta, besos !!

    ResponderEliminar